Visita a Autismo Sevilla


El 25 de Mayo del 2017, desde APNABA hicimos una visita a autismo Sevilla, asociación sin ánimo de lucro constituida en 1978. Es una entidad referente a nivel nacional en el ámbito de la intervención con personas con TEA, representativa de las personas con TEA y sus familias en Sevilla y provincia.

La visita consistió en un primer encuentro con Luis Arenas, responsable de Dinamización del Servicio y Marcos Zamora, director General. Mantuvimos una charla sobre los servicios que presta la asociación, sobre sus valores, visión, metodología y apoyos.

A continuación hicimos una visita guiada por sus instalaciones (centro concertado de educación especial Ángel Rivière y centro de día) acompañada en todo momento por profesionales de los distintos servicios.

Durante la visita conocimos su funcionamiento, metodologías e intervenciones.

Nos mostraron el trabajo que se realiza  en pizarra digital para hablarnos sobre sus proyectos de tecnología y la práctica en el aula. La sesión de trabajo se realizó por parte del profesional de Logopedia con dos usuarios del Colegio Ángel Riviere. Pudimos observar cómo plantean actividades en la que se abordan la toma de turnos, la espera, respuesta a preguntas, atención, discriminación, emparejamiento visual, puzles, conocimiento de campos semánticos y petición de aperitivos.

Señalaron la importancia de la comunicación diaria de la familia, ellos la realizan a través de las  libretas y de lo fundamental que es en esta comunicación implicar a las familias de cara a la intervención.

Nos explicaron cómo facilitan la comunicación tanto a nivel comprensivo como expresivo en cualquier momento y espacio, llevando un bolso “riñonera “donde tienen una pequeña libreta con hojas de color blanco, y tres rotuladores: rojo- azul – negro ( con cada color se comunica un tipo de información) ,con estas herramientas que llevan encima pueden comunicarse en cualquier momento con el chico, importante este aspecto si tenemos presentes sus dificultades a nivel oral y de signos.

Además, pudimos visitar las aulas.  Nos enseñaron cómo tenían estructurados los espacios, con zona de descanso,  los espacios de trabajo en grupo o individual e incluso una zona de trabajo limitado físicamente donde se hacía la intervención concreta para un chico con hipersensibilidad tactil. Nos mostraron otras zonas en espacios al aire libre como la piscina o el huerto, nos señalaron la importancia de la educación inclusiva participando en actividades en entornos de la comunidad.

Nos hablaron de su trabajo a nivel Prelaboral en el que fomentan la participación en actividades de huertos urbanos, entornos rurales donde hacen recogida de frutas, y dentro de la propia ciudad participando en actividades en el Ropero, en Caritas o en el banco de alimentos.

Conocimos los espacios que ocupan los usuarios de Centro de Día, sus espacios de comunicación, sus diferentes talleres, zona de descanso, zonda de relajación individual, zona de exposición al médico y cómo implican a las familias en el funcionamiento tanto dentro del propio centro como en el contexto familiar.

Terminamos con una reunión para preguntar dudas, inquietudes y temas que aclarar sobre todo lo vivido durante la mañana.  Estuvimos compartiendo ideas sobre la puesta en marcha de sus tecnologías en las aulas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *